apartamento casa gistau
casa gistau casa rural en boltaña
casa gistau casa rural en boltaña
casa gistau apartamentos en boltaña
alojamientos en boltaña
casa gistau apartamentos en boltaña
casa gistau casa rural en boltaña
casa gistau casa rural en boltaña
alojamientos en boltaña

Casa Gistau

El entorno natural:
qué hacer desde Boltaña

Boltaña es un pequeño pueblo de unos 1.000 habitantes situado en pleno pirineo aragonés, a orillas del río Ara. Su casco antiguo conserva todo el encanto de los pueblos “de antes”, con calles estrechas y empinadas que discurren entre casas de piedra con puertas con arcos de medio punto.

El pueblo cuenta con todos los servicios básicos (correos, farmacia, tiendas, biblioteca,…) y varios restaurantes en los que degustar la gastronomía de la zona.

Por su ubicación, Boltaña es un buen punto de partida para realizar un gran número de actividades y destinos, ya sean culturales, naturales o deportivos. Boltaña, bañada por el río Ara, único río virgen del Pirineo, unido al microclima excepcional que tenemos, os va a permitir disfrutar de infinidad de lugares de interés paisajístico, descubriréis auténticas joyas arquitectónicas, rincones mágicos a los que llegaréis gracias a los recorridos y excursiones que os ofrece este auténtico paraíso terrenal para los amantes de la montaña.

Qué hacer desde Boltaña

Nos encontramos en pleno corazón del Pirineo, en la Comarca de Sobrarbe, caracterizada por su elevada altitud y topografía accidentada, con más del 50% de su superficie declarada legalmente zona protegida. Destaca el Parque Natural Posets Maladeta, el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, y especialmente el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (que la UNESCO ha designado Patrimonio Mundial y Reserva del Hombre y la Biosfera).

También existen más de 25 espacios dentro de la red NATURA 2.000 y de un excepcional patrimonio geológico, reconocido por la UNESCO como Geoparque Mundial Sobrarbe Pirineos.

Sobrarbe también tiene un rico patrimonio cultural gracias a las diferentes culturas que desde la prehistoria han dejado su impronta en este territorio. Destacamos el patrimonio arquitectónico tanto popular (pueblos abandonados, chimeneas trococónicas, molinos, batanes, casas fuerte, aventaderos,…) como religioso (Monasterio de San Vitorian, esconjuraderos como el de Guaso, ermitas como las de Tella,…).

Esas diferentes culturas que han habitado estas tierras nos han dejado también su huella en forma de arte prehistórico como las pinturas rupestres del Vero o dólmenes como el de Tella, impresionantes conjuntos medievales como el de la Villa de Ainsa, arte románico con numerosas iglesias (Ainsa, Broto, San Juan de Toledo, Santa María de Buil), torres y castillos como el conjunto religioso-militar de Samitier, Muro de Roda, Abizanda, Boltaña, Troncedo, edificios e iglesias siguiendo los cánones estéticos del gótico, del renacimiento y del barroco (Olsón, Boltaña, Castejón de Sobrarbe, Puértolas…)